viernes, 8 de abril de 2011

CELEBRAMOS LA SEMANA SANTA

Unas de las forma de recordar y valorar la Semana Santa, con nuestro alumnos, es a través de la elaboración de tarjetas y pasos procesionales. Como otros años, los niños del colegio Benafélix y los niños de 5º A y B y 4º B del colegio Fernando Gavilán, han elaborado unos bonitos trabajos en los que han puesto todo su entusiasmo y cariño. Enhorabuena por esos bonitos trabajos.
Si queréis ver mejor los trabajos realizados hacer clic sobre cada uno de ellos.


CELEBRAMOS LA SEMANA SANTA:
Se acerca las celebraciones de la Semana Santa y Pascua, fechas fundamentales del calendario cristiano en todo el mundo. Es una gran fiesta cargada de significados y simbolismos religiosos.

¿Qué representa cada día de la Semana Santa? A continuación os detallo los hechos más significativos ocurridos durante los siete días de la Semana Santa.

DOMINGO DE RAMOS:
Es el primer día de la semana y uno de los más importantes debido a que este día representa la llegada de Jesús a Jerusalén. Los escritos establecen que Jesús llegó montado sobre un borrico, preludio de su Pasión. Al llegar a esta ciudad, sus fieles lo recibieron con fervor y gran entusiasmo, por eso este día, tanto en las procesiones como en las iglesias, los creyentes llevan ramas de olivo o de palma. Estas palmas se quemarán más adelante y sus cenizas serán usadas en los servicios del Miércoles de Ceniza.

LUNES SANTO:
Lunes Santo es un día crucial, no tanto en los festejos y liturgias, sino en su significado histórico. Jesús va al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, lleno de comerciantes dispuestos a hacer negocios. Viendo este espectáculo, Jesús se enfrenta a los vendedores y los echa del lugar, argumentando que era un lugar sagrado al que había que respetar; un lugar donde se iba a rendir culto a Dios.


MARTES SANTO:
El principal suceso del Martes Santo fue el anuncio de la muerte del Señor. Ese día se hallaba Jesús en casa de Simón, el leproso al que había curado milagrosamente. Durante la cena una mujer hace su entrada en la casa, era María. La mítica mujer arroja un perfume sobre los pies de Jesús, luego los besa y seca con sus cabellos. Al ver esta escena, las personas de la casa se encolerizan con ella, diciendo que el perfume podría haber servido como mercancía para vender y beneficiar luego a los pobres. Sin embargo, ante el asombro general, el Señor defiende a María diciendo: "Esto ha sido como una preparación para mi entierro". En este momento Jesús anuncia su muerte, causando un gran pesar entre sus discípulos.

MIÉRCOLES SANTO:
El Miércoles Santo es el día de la entrega y la traición. Este día se recuerda el momento en que Judas, uno de los doce discípulos del Señor, se pone de acuerdo con los enemigos de Jesús y se ofrece a entregarlo a cambio de 30 monedas de plata.

JUEVES SANTO:
El Jueves Santo es el primer día del Triduo Pascual. En este día la Iglesia Católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena de Cristo. Durante los oficios de ese día se celebra el lavatorio de pies, como ejemplo de servicio y la Eucaristía se reserva en el "monumento", lugar en el que se mantendrá hasta el oficio del Viernes Santo. Ese día Jesús ordena a sus apósteles a que en adelante ellos celebrarían la misa. Cuando finaliza la cena, Jesús se despide de su madre y sale en dirección a un Huerto de Olivos, acompañado de algunos discípulos. Esa misma noche, Jesús es entregado por Judas y puesto en prisión donde lo interrogan durante toda la noche. Ese es uno de los días más importantes de la Semana Santa y su festejo incluye procesiones desde la madrugada hasta el día siguiente.

VIERNES SANTO:
Después de ser encarcelado Jesús es sometido a un juicio, donde sufre torturas aberrantes.
Es en ese mismo momento donde recibe la corona de espinas sobre su cabeza y le cargan la cruz. Así, Cristo recorre la ciudad de Jerusalén con la pesada cruz de madera en dirección al Calvario. Al mediodía el Señor es crucificado. Más tarde, para certificar su muerte le clavan una lanza confirmando el fallecimiento. Por la noche, sus amigos desclavan el cuerpo de Cristo y lo entregan a su madre, para finalmente enterrarlo en el sepulcro. Ese mismo día Judas, arrepentido de su traición, se ahorca y acaba con su vida. Durante el Viernes Santo se realiza la adoración del Árbol de la Cruz y el Vía Crucis. Es el único día del calendario litúrgico donde no se celebra la Eucaristía.

SABADO SANTO:
Día de la Semana Santa en el que la Iglesia católica conmemora a Jesús en el sepulcro. El sábado Jesús yacía en su tumba para el desconsuelo de los apóstoles que estaban convencidos de que todo había acabado. Mientras tanto, su madre recordaba las palabras del Señor cuando predecía "Al tercer día resucitaré". En este día tiene lugar una de las principales celebraciones religiosas de todo el año: la Vigilia Pascual. En ella se vela para expresar que los fieles siguen en la espera, en la vigilancia y en la esperanza de la venida del Señor.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN:
También llamado Domingo de Pascua, es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho es fundamental para el cristianismo. La historia cuenta que en cuanto se hace de día, tres mujeres van al sepulcro donde Jesús estaba enterrado y ven que no está su cuerpo. Un Ángel les dice que ha resucitado. Van donde está la Virgen con los Apóstoles y les dan la gran noticia. Mientras tanto, Pedro y Juan corren al sepulcro y ven las vendas en el suelo. El desconsuelo que habían tenido la noche anterior se transforma en un júbilo general. Rápidamente lo transmiten a los demás Apóstoles y discípulos y todos permanecen con la Virgen en espera del gran momento de volver a encontrarse con el Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada